Después de casi dos años, he decidido volver a escribir. Hace tiempo, escuché una entrevista donde se comentaba que muchas veces es más importante apuntalar lo que has empezado en vez de tener una actitud de apisonadora donde te enfocas en empezar constantemente cosas nuevas en un no parar y seguir abarcando cada vez más y más sin cerrar lo ya empezado. ¿Cuántas veces a la largo de la historia se han conquistado enormes “imperios” pero luego ha sido imposible mantenerlos? Napoleon, Genghis Khan, Alejandro Magno… Grandes estrategas, si, pero sus imperios duraron un suspiro en términos históricos.

Y esto es un poco lo que me ha pasado desde que deje de escribir. Me he cambiado de país, ya no vivo en España sino en Australia. Esto supuso pasar por un montón de papeleos, trámites, adaptarse a un nuevo entorno y rehacer mi vida muchos aspectos lo cual explica porqué el blog pasó a un segundo o quinto plano.
Sidney Myer Music Bowl Melbourne

Sidney Myer Music Bowl Melbourne

También cometí un error al plantear mi reto/objetivo inicial. El objetivo de leer y resumir un libro por semana no fue realista, quien mucho abarca, poco aprieta. No valoré bien el tiempo que supondría escribir cada uno de los resúmenes. Por otro lado, también tengo mis dudas sobre el valor que aportan. Estoy seguro de que es mejor mencionar algunos puntos clave de aprendizaje relacionados con alguna temática más práctica. Y es que plantear bien objetivos, es algo bastante difícil, pero ya profundizaremos en ese tema más adelante.

Por eso ahora quiero escribir con menor frecuencia, pero que sea más sostenible para mi y más práctico para ti. En esta nueva etapa quiero enfocarme con la búsqueda de trabajo y todo lo que he aprendido estos últimos años, por ejemplo algunas de las estrategias y tácticas que he utilizado para irme a Australia que te serán útiles cada vez que quieras mejorar profesionalmente, aunque no tengas intención de mudarte a otro país. Cuántas veces me habré dicho a mi mismo “Ojalá hubiera sabido esto antes”. Eso es lo que quiero hacer ahora con el blog ayudarte para que tú no cometas los errores que yo he cometido.

Así que a partir de ahora menos resumen tostón y más aplicación práctica.

1 comentario

  1. Se pueden perder batallas pero eso no significa que se haya perdido la guerra. A por la segunda tanda 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *